Sin categoría

Los primeros juegos de azar

Está claro que el azar lleva con nosotros desde que empezamos a pensar que, un simple palo afilado, podría ser una buena herramienta o un arma de defensa. Sin embargo, tardamos un poco en darnos cuenta que el azar, puede ser muy divertido.

El primer juego que se conoce que tenga que ver con el azar son los dados. Los propios sumerios y asirios utilizaban un pequeño hueso que extraían del talón de los animales de los que se alimentaban. Lo limaban y tallaban hasta obtener una forma cuadrada, para que pudiera caer de cuatro posiciones diferentes.

Los juegos de dados como tal no llegaron hasta la época de los romanos. Sin embargo, la propia palabra “azar” proviene del árabe “al-azar” que significa eso, “dado”.

Digamos que, antiguamente, había más tiempo libre. Aunque los campesinos pasaban la mayor parte de su jornada trabajando en el campo o sirviendo a la nobleza, en el poco tiempo que les quedaba se originaron en tabernas los primeros juegos de cartas. La nobleza disponía de todo el tiempo libre que quisiese y las actividades no eran muy variadas: leer, la música, salir a pasear a caballo, comer, escribir y, por supuesto, jugar con las visitas a diversos juegos que tenían que ver con lo que jugaba la gente de la calle, pero, por supuesto, mucho más sofisticados.

 

El Bingo no es sólo para las señoras

Una de los primeros juegos que se jugaban en las calles de la Italia del siglo XVI. Su único fin era el del entretenimiento aunque si es cierto que, un variante del Bingo, se utilizaba como manera de apostar en los negocios y recaudar dinero.

Aunque el Bingo tiene un origen muy humilde, pronto se convirtió en uno de los juegos más prestigiosos entre la nobleza como los dados y las cartas. Tanto fue así que los franceses acuñaron la idea del Bingo como “Le Lotto” y fueron los responsables de adjudicar las reglas del Bingo que conocemos en la actualidad. Este juego evolucionó hasta tal punto, como el caso de Botemanía Bingo, que nos ha permitido incluso jugarlo sin salir del hogar a través de un navegador web.

 

La Ruleta antes de los Casinos

Exacto. Como todos imagináis la ruleta tiene un origen matemático, concretamente la idea original proviene del matemático francés Blaise Pascal. Sin embargo, no era como la conocemos actualmente, “la roulette” o pequeña ruleta, contaba antes con 36 números. No fue hasta el siglo XIX cuando se le añadió el famoso número 0 y se introdujo en el Casino de Montecarlo. Poco a poco fue ganando fama su proporción en premios ya que, haciendo caso a la probabilidad, es uno de los juegos más fielmente matemáticos que existen dentro del azar.

Las Tragaperras

Primero de todo: ¿de dónde proviene el término “tragaperras”? Lo de “tragar” está claro que hay que meter monedas para poder jugar y “perras” era como se le denominaban a las antiguas monedas españolas (unos 5 o 10 céntimos de peseta). No obstante, la procedencia de este juego no es española sino estadounidense: “Slot Machine” e informalmente conocidas como “Fruit Machine”. De momento no se puede jugar a las tragaperras online y ni jugar por dinero real, pero Botemanía ofrece una versión demo para practicar.

 

Lotería

El juego de los Juegos de Azar por excelencia. ¿Quién no ha jugado o no ha conocido la lotería alguna vez? El propio sistema de la lotería (jugar con una pequeña parte para conseguir un premio mayor) se usa para muchas tácticas y estrategias de venta. Y no sólo en sistemas de mercancías de antaño sino también en la actualidad. Tenemos el ejemplo de los Lotes de Navidad de algunos restaurantes o tiendas. El sistema consiste en repartir unos números por el módico precio de uno o dos euros por boleto. Llegada la fecha anuncian al ganador que se lleva el Lote de la tienda o restaurante. Las ganancias han sido, por supuesto, mayores que lo que vale el lote y, la persona que ha ganado el premio, obtiene uno mayor habiendo apostado un precio mucho más bajo.

Lo mismo pasa con los sistemas de loterías que se rigen en todo el mundo. La Lotería, con más de 6 siglos de antigüedad, sigue siendo uno de los juegos más populares y con más afluencia de jugadores de todo el mundo y toda la historia. Normalmente, forman parte de las Administraciones Públicas, pero también podemos encontrar sistemas de Lotería de entidades privadas.

Como experimentar Las Vegas como todo un caballero

Royal Flush

Para muchos la palabra “caballero” puede parecer un tanto snob, esas personas enseguida piensan en alguien vistiendo al estilo victoriano. Por esta razón quiero empezar aclarando que el propósito de este artículo es servir de guía a aquellas personas, especialmente a los hombres, que quieren vivir su experiencia en Las Vegas de manera diferente y con clase, no como un turista cualquiera paseando por la ciudad cargado de bolsas plástico para tiendas llenas de regalos. Los siguientes consejos te permitirán un mayor disfrute de tu visita a la Ciudad del Juego sin que para esto tengas que perder hasta el último centavo en la aventura.

Paga tu viaje en efectivo por adelantado

Es cierto que es más cómo pagar todo con la tarjeta de crédito, pero si ya has planificado de antemano el viaje algunas semanas o meses, aprovecha el momento en que tus finanzas estén en mejor situación y págalo por adelantado. Esto dejará tu mente libre de obligaciones financieras pendientes, y con la cabeza despejada se toman mejores decisiones, especialmente cuando apuestas. Te sorprenderá saber la cantidad de turistas que llega a Las Vegas con el propósito de ganar lo suficiente para pagar los gastos a su regreso. Esto es una mala idea, pagando por adelantado el hotel y los boletos de avión tu mente podrá concentrarse de lleno en el disfrute del juego, que es precisamente para lo que quieres ir a Las Vegas. Si apuestas y pierdes no te verás atormentado por el fantasma de las finanzas, pues ya todo lo habrás previsto.

Llega el Jueves y regresa el Lunes

El esquema habitual de llegar los Viernes para regresar el Domingo reduce considerablemente el tiempo que tendrás para el esparcimiento, además en esos días el aeropuerto McCarran está atestado. Llegar el jueves e irse el lunes también tiene la ventaja de que te ahorrarás algo en boletos de avión, y más aún en gastos de hotel gracias a los 2 días extra.

Menos juego y mejor alojamiento

Los visitantes a Las Vegas suelen escatimar en gastos de alojamiento para disponer de más para las apuestas, así actúan todos los novatos. A menos de que seas realmente bueno jugando, no pases más tiempo del necesario en las mesas de juego, y mucho menos a costas de tu descanso, recuerda que por mucho que te duela reconocerlo, la casa siempre gana más que los jugadores. Vale la pena irte a descansar en un hotel mejor con mejor comida, salas de no fumadores, exhibiciones, bellos jardines, espectáculos, piscina, personal amable y profesional, una cama decente y un baño donde no veas cucarachas aunque resulte más caro. Luego de una jornada de pérdidas será lo ideal para relajarte, y si ganaste, lo disfrutarás aún más.

Viste bien aunque nadie más lo haga

Y esto significa llevar un traje de calidad bien entallado en cada ocasión. Las Vegas tal vez sea el único lugar del mundo donde es posible disfrutar de comida cara en un restaurant de lujo rodeado de personas que visten mal, probablemente ellos sean los millonarios, pero serás tratado por todos con el respeto que aparentas merecer.

Evita emboracharte

Son suficientes un par de razones para evitar emborracharte en Las Vegas. Primero para evitar la resaca del día siguiente que le restará calidad a tu disfrute, y segundo porque cuando tenemos unas copas de más solemos apostar más sin pensarlo. Desvía la atención de la camarera que cada cierto tiempo pasa por tu lado repartiendo bebidas gratis, el casino lo hace con el propósito de que gastes más en las apuestas. Si no quieres desentonar pide una soda o agua mineral entre trago y trago para evitar que suba mucho el nivel de alcohol en tu sangre.

Se cortes y da propina a los dealers aun cuando pierdas

No es culpa de ellos que hayas perdido una gran apuesta, deja siempre algunas fichas separadas para estos empleados del casino, muéstrales cuanto aprecias su trabajo y los consejos que te dan. No olvides darle propina también a la camarera que te sirve las bebidas, considera cuanto te estás ahorrando. Estaría bien no olvidar en las propinas al portero que te llama el taxi para trasladarte al hotel, al propio taxista, al chico de las maletas y al personal de limpieza del hotel, todos te lo agradecerán, recibirás un mejor trato y de seguro no te olvidarán.  A la larga este gasto de unos pocos dólares se convierte en una buena inversión.

Investiga los restaurantes y los precios del menú. 

Algunos propietarios de restaurantes en Las Vegas olvidan que su negocio final es la hospitalidad. Si no investigas previamente los que visitarás corres el riesgo de pagar una cena cara y no quedar satisfecho de su calidad de elaboración ni del servicio. Realiza algunas indagaciones en internet buscando críticas de esos lugares así como los precios de las ofertas antes de decidir gastar tu dinero en uno determinado.

Disfruta algo más que el juego

Deja un día libre para actividades ajenas a los juegos de casino. Las Vegas es algo más que apuestas, tragaperras y naipes. Espectáculos de clase mundial, cenas en increíbles restaurantes, paseos por la ciudad, son solo algunas de las cosas de las que puedes disfrutar en tu viaje de vacaciones y vale la pena experimentarlas, así,  a tu regreso a casa, aún si no ganaste en la mesa de juego, te sentirás como un ganador y que no has gastado tu dinero en balde.

Blackjack

Game over

Sin lugar a dudas, el Blackjack es uno de los juegos de casino más populares en todo el mundo. De origen francés, esta práctica también es conocida como Veintiuno, justamente porque para ganarlo es necesario superar la mano del croupier (también llamado tallador) sin superar los veintiún puntos.

En esta ocasión en particular, describiremos las características principales de este auténtico clásico y cómo se juega. También mencionaremos una estrategia sumamente útil para tener éxito y ganar casi todas las manos.

En líneas generales, después de realizar la apuesta y recibir dos cartas iniciales, es posible escoger entre distintas alternativas. Se puede pedir una nueva carta, plantarse o doblar.

Si seleccionas la última opción, te entregarán una única carta adicional y tu apuesta se duplicará. Además de todo esto, si las dos cartas que recibiste al comienzo tienen el mismo valor, puedes separarlas y jugarlas en dos manos distintas.

La mesa características del Blackjack tiene forma semicircular. En la zona de la circunferencia se pueden disponer hasta siete jugadores, sin dejar de mencionar que frente a ellos se sitúa el crupier o tallador. Cada participante juega sólo contra la banca, por lo que prácticamente no hay competencia entre ellos.

Tal como mencionamos anteriormente, el propósito del juego es sumar veintiún puntos o al menos sumar un valor más alto que el del crupier sin pasarse de la cantidad en cuestión. Asimismo, no podemos dejar de lado que en el Blackjack las cartas del 2 al 10 valen su valor, mientras que el AS vale 1 u 11 (todo depende de la conveniencia del jugador).

Un jugador hace lo que se denomina justamente “Blackjack” cuando sus dos cartas iniciales suman veintiuno. Se trata de la jugada máxima de este pasatiempo, a la cual no se puede llegar con más de dos cartas (a pesar de que sumen veintiuno). Sólo se puede obtener con un AS y una carta con valor 10.

Es importante tener en cuenta que en el Blackjack las decisiones que toman los jugadores durante toda la partida serán determinantes al final. Cabe señalar que existen múltiples estrategias relacionadas con este clásico, las cuales permiten reducir la ventaja del casino, incrementar las posibilidades de ganar y que el juego se vuelva realmente interesante.

El truco básico, que cualquier jugador con algo de experiencia en el Blackjack conoce bien, consiste emplear el método apropiado (pedir, doblar o dividir el juego) para cada mano.

Es recomendable considerar que en esta práctica no hay lugar para la intuición o las cábalas, sino que todo tiene que ser pensado matemáticamente y con frialdad. Otro consejo relacionado con el tema tiene que ver con la consistencia, el pilar básico para un verdadero ganador en el casino.

Juega online en casinos pero hazlo con cabeza

El negocio de los juegos de azar no para de crecer, lo cual se evidencia en la proliferación de casinos online, situación que ha propiciado un nuevo espacio para el juego, incitando a probar suerte a una gran cantidad de personas. Para muchos, se trata de sólo un pasatiempo, aunque hay que ser conscientes de que puede convertirse en una adicción peligrosa. Por eso, si vas a jugar en los casinos online, hazlo con cabeza.
En las salas virtuales, hay una amplia variedad de juegos de casino, lo cual nos acerca nuevas alternativas para emplear nuestro tiempo y, de ese modo, entretenernos escapándole a la rutina, bajo la promesa de obtener con facilidad ganancias con una mínima inversión. De todos modos, es bueno saber que en la red hay sitios en los que es posible jugar en los casinos online gratis, permitiéndonos divertirnos más allá de los resultados que obtengamos, por el sólo placer de jugar.
Los juegos de casino en línea son una gran atracción para aquellas personas que desean disfrutar de sus pasatiempos favoritos, más allá de cualquier limitación geográfica y/o física, gracias a la accesibilidad que ofrece la red.
Hay estudios que revelan que los adultos mayores y los padres de familia que se quedan en el hogar, conforman dos de los grupos que mayor participación tienen en este tipo de juegos, los cuales funcionan como una especie de vía de escape a las obligaciones diarias. Incluso, se cree que el juego tomado como pasatiempo puede entrañar beneficios para la salud de determinados grupos de jugadores, sin ser relevante el tipo de juego por el que optan, puesto que disminuiría el riesgo de depresión, en especial en los ancianos.
No obstante, nunca hay que perder de vista de que, como en cualquier otro juego de azar, debe establecerse el límite de cuánto apostar así como cuándo dejar de jugar. Siempre jugando con moderación, para evitar caer en excesos.

Imagen:

http://cassinos.es/wp-content/uploads/2012/07/jugar-en-un-casino-online.jpg